miércoles, 30 de julio de 2014

12 Cosas que me hacen feliz de estar soltera y llegando a los 30





    Hace un año fui a una numeróloga, no volveré,  pero muchas de las cosas que dijo me sirvieron para saber como me sentía con la idea de que algo fuera de un modo y eso me ayudó a conocerme mejor. Como cuando lanzas una moneda al aire para tomar una decisión y el resultado te hace sentir aliviado o fastidiado y eso te ayuda a elegir.

   Me dijo que era “chiquita” que aún me faltaba mucho por vivir y aunque no le pregunté me dijo que me iba a casar a los 33 o a los 42 (un número que sumara 6) y la verdad eso me encanta, porque siento que puedo tenerlo TODO y que los 20s y los 30s son edades increíbles para descubrirse y explorarse como individuo antes de comprometerse con alguien o algo y pasar del YO al NOS. Todo es pasajero y por eso hay que vivir cada etapa al máximo. No sé que me depare la vida, no se si me casaré a los 33 y seré una “milf” feliz y realizada o si tendré una fundación increíble que no me dejó tiempo para casarme y también estaré feliz y realizada o si adoptaré una hermosa chinita y le pondré muchos lazos de colores y nuevamente estaré feliz y realizada. Lo que si tengo la certeza es que estar cerca de los 30 y ser soltera con trabajo, metas, educación superior entre otras cosas merece celebrarse. Y como me encantan las listas, aquí va ésta de cosas que me hacen feliz de estar soltera y llegando a los 30:


  1.      Tienes mucho tiempo para trabajarte: Entre más te conozcas a ti mismo más posibilidades tienes de ser una buena pareja, al no tener que invertir tiempo cuidando de un hogar o de una familia puedes ir al yoga, a meditar, a terapia, hacer mucho mucho deporte o hasta conversar con tus padres temas serios y sanar.
  2.       Puedes hacer cambios radicales en tu vida solo porque si: Puedes mudarte de país, cambiar de carrera, estudiar lo que siempre habías deseado, irte de voluntario a Madagascar a salvar lémures o tomar esa oportunidad laboral en Guinea para ahorrar mucho dinero. Tu decisión sólo dependerá de ti.
  3.       Las prioridades financieras las eliges tu: Tus ahorros serán destinados para lo que desees, puedes viajar o comprarte ese par de zapatos que seguramente no necesitas o ese instrumento musical, no hay que pensar en el odontólogo de los niños o en la hipoteca
  4.        El PARA SIEMPRE  es bastante tiempo: Si voy a pasar el resto de mi vida junto a alguien, creo está bien si espero bastante para conocerlo, así me aseguro de que sea el correcto y total, tendremos el resto de la vida para compartir esa otra etapa. Nada de apuros y de decisiones equivocadas solo por miedo a “quedarme sola   
  5.       ¡Tiempo para chicas! Cuando no estás casada puedes planear fines de semanas completos con tus amigas o viajes a Tailandia o ir a bailar. Confieso que aún hago pijamadas con mis amigas y nos encanta, podemos compartir todo. Es como un aquelarre moderno.
  6.       Los hombres son como niños a veces.  Si me caso se que seré una esposa de esas que como ya se realizó profesionalemente puede comenzar una nueva etapa dedicada al hogar y a llevar a los niños a clases de todo por las tardes para que sean profesionales exitosos y seguramente mi esposo va a necesitar que lo cuide y no permita que salga con alguna media rota porque los hombres a veces son así. Por ahora solo se trata de mi.
  7.       Me encantan las mariposas en la barriga. Esa emoción de las primeras veces, de ese primer beso, de esa salida, de esas palabras. Se que el matrimonio ya es una relación a largo plazo y muy racional en la que esas mariposas dan paso a otro tipo de amor más profundo y duradero.
  8.       Tener hijos lo cambia todo. Puedo dormir hasta tarde, salir con quien quiera a la hora que quiera, tengo tiempo libre y puedo leer o escribir en silencio por el tiempo que quiera. Por ahora me llevo la mejor parte de los bebés, olerlos, comprarles cositas, darles amor y devolvérselos a sus padres cuando no estén lindos y sin llorar.
  9.       A nadie le importa. Aquellos que preguntan constantemente que cuándo me voy a casar o son mi familia o están proyectando en mí sus propios miedos o frustraciones. Hay muchísima gente soltera con más de 30 años y son unos partidazos Y NO HAY NADA DE MALO CON ELLOS
  10.       No tengo que compartir mi closet o mi cama. Suena bobo pero poder explayarse en tu cama sin que nadie te quite la sabana o ponga la alarma a una hora distinta a la tuya creo que es un lujo.
  11.       Se lo que NO quiero en una relación: Ya tuve el drama de una relación adolescente, ya tuve la intensidad y la adicción incontrolable, ya tuve el hombre perfecto y el que me iba a garantizar una buena y predecible vida de casada pero que no amaba y sólo podía hablar de comida y el clima con él, tuve el peor es nada y los pasajeros, de todos me creí perdidamente enamorada en su momento hasta que gracias a dios abrí los ojos, pase el respectivo despecho y seguí adelante.
  12.       Porque lo mejor aún no ha llegado. Aún hay tiempo para todo, mientras tanto sé quien soy, me amo y me acepto como soy y estoy dispuesta por primera vez en mi vida a pasar el resto de mi vida CONMIGO, es la única garantía que tengo. Y si llega el indicado le podré dar la mejor versión de mí y podré amarlo sin miedos, sin ataduras, sin frustraciones, sin estar deseando algo mejor, sin sentir que no tenía otra opción. Lo amaré libremente y porque YO LO ELEGÍ.


No se que vaya a pasar mañana pero mientras tanto estoy feliz y seguiré siendo la mejor soltera que pueda ser

Just Love & Happiness

sábado, 26 de julio de 2014

¿Hacia dónde van la nubes dónde tú vives?


  Hace 10 años exactamente, gracias a las monjas salesianas, tuve la oportunidad de ser voluntaria en una misión en pleno Amazonas venezolano, mi trabajo consistía en apoyar un internado de niñas indígenas. Estas chicas de más de 64 etnias de todo el Amazonas incluso del Brasil, pasaban allí una temporada donde cursaban todo el bachillerato y tenían la posibilidad de tomar mención turismo o mención cerámica y luego volver a su lugar de origen. Una labor hermosa y de entrega para todos los salesianos que dejan todo atrás para trabajar en esas misiones porque sintieron ese llamado de dios. Mi admiración por siempre hacia ellos. Lecciones de vida aprendí tantas que aún las estoy digiriendo. Hoy conseguí mañoco en una tiendita en Caracas y me transporté inmediatamente a una tarde que me marcó:

  Estábamos todas sentadas bajo un árbol de mangos, algunas chicas tejían, otras se trenzaban el cabello, otras pintaban y otras estaban a mi alrededor contando mis pecas que les impresionaban y acariciando mis manos que no podían creer que fueran "tan suaves". ¿Cómo podía explicarles que dónde yo vivía no se lavaba la ropa a mano en el río, ni tenía que arrancar el monte con las manos desnudas o sembrar la yuca que me iba a alimentar? ¿Cómo les explicaba que me hacía la manicura, me colocaba cremas y un sinfín de cosas inútiles que hacemos las niñas de la ciudad por pura vanidad? Total que mientras filosofaba sobre eso en mi mente, una de ellas dice "hoy va a llover" Miré el cielo azul radiante con apenas unas nubes moteadas y al preguntarle por qué lo decía, ella me respondió con obviedad: "las nubes están yendo hacía el lado contrario, ¿hacía dónde suelen ir las nubes en dónde tú vives?" En ese momento me hubiesen podido ofrecer un millón de € y no hubiese sido capaz de responder esa pregunta, aún habiendo estado toda mi vida en esa ciudad, aún pasando horas en el tráfico, aún sabiendo que el Ávila está al norte y es el mejor punto de referencia... No podía responder esa pregunta... cuando era niña pasaba horas buscando formas en las nubes y era de mis juegos favoritos pero luego de que "crecí" Nunca me había detenido a observar REALMENTE el cielo...

Evidentemente esa tarde llovió. 


Hoy en día se hacía dónde van las nubes en Caracas pero necesitaría 3 vidas más de contemplación para tener esa sabiduría y esa conexión con la naturaleza para afirmar sí lloverá o no con soló ese dato pero VOLVÍ a buscar formas en las nubes y a apreciar más un atardecer que unas uñas bonitas (que aún me las pinto pero con otra conciencia). Definitivamente soy más feliz y agradecida que hace 10 años.



MJ

P.D.: El mañoco es un derivado de la yuca (como un casabe molido) y los indígenas lo mezclan con todo, con la sopa, con el arroz, empanizan el pescado y si se lo echas al jugo le llaman yucata. También lo pueden aliñar y que ese sea el contorno de la comida. Si no me equivoco es lo que en Brasil llaman farinha.



martes, 22 de julio de 2014

10 lugares mágicos en Venezuela

    Viajar es para mi la mejor inversión que se puede hacer en uno mismo, abre el corazón, cura el racismo y la xenofobia, expande los límites, te reconcilia, te hace comenzar de nuevo, te conecta y muchas, muchas, muchas otras cosas más pero lo que quiero compartir hoy es algo bastante específico, hay sitios en los que es imposible permanecer indiferente, sitios en los que sientes que eres todo y nada a la vez, sitios que te remueven tanto la fibra que rompen tus miedos y tus dudas y absorben cualquier mala vibra que puedas tener en tu ser con solo estar allí. En Venezuela he tenido la fortuna de ir a muchos sitios así: LIBERADORES. Y me siento tan agradecida por ello que no quisiera dejarlos solo para mi.







  1. La Fila Maestra: El cerro Ávila nos identifica, nos protege, nos indica el Norte y cuando se incendia en verano nos UNE a todos como pocas cosas en este país, en un sentimiento de dolor colectivo. El pico más alto del Ávila es el Naiguatá con 2765mts llegar allí es un buen viaje y es un sitio que hay que conocer. En el camino pasas por la fila maestra y es espectacular por un lado tienes a Caracas, por el otro tienes la inmensidad del mar, estás sobre las nubes y la brisa marina golpea fuerte en tu rostro. Gritar allí es sentirse libre y como si volaras.
  2. Las salinas de la península de Araya: Es muy fácil transformarse cuando estás en un sitio que parece sencillamente otro planeta. Los distintos tonos de rosados y azules y la infinidad del horizonte.
  3. Roraima: Subir el Roraima es en sí misma una experiencia espiritual y de encuentro con uno mismo. Llegar al borde del Tepuy y ver la inmensidad de la Sabana y tus pies colgando a  2810mts. Indescriptible.
  4. Laguna Timonsitos pico Bolivar: Mientras escalas para hacer cumbre, hay un momento en el que estás colgando de una cuerda a casi 5mil mts de altura sintiéndote vulnerable al extremo  y crees que no lo lograrás pero volteas y ves una pequeña laguna azul irreal que es tan hermosa y serena que te da la fuerza que necesitas para culminar.
  5. Los Llanos. Ir al llano me genera sentimientos encontrados, es duro sobrevivir allá, es machista, crudo y no deja entrar a cualquiera, pero al caer la noche todo cambia, los cielos más estrellados y la mayor cantidad de estrellas fugaces que he visto en mi vida han sido allí. Al amanecer y ver los esteros se te conmueve la vida. 
  6. La zona en reclamación: Aunque es en realidad un país en el que los venezolanos necesitamos Visa para entrar y hablan inglés pues hasta que no salga en gaceta para nosotros seguirá siendo ese territorio que pintábamos con rayitas en el colegio y teniamos la fantasía que era un estacionamiento gigante. Fui en verano y era como estar en la sabana africana, todo dorado y marrón y con torres de termitas de mi tamaño. Nuestra camioneta era a penas un puntico en esa planicie que te quita el aliento.
  7. Bañarse en la copa de un árbol en el amazonas. En Invierno  (época de lluvia), los ríos del amazonas crecen tanto que cubren los árboles milenarios y uno puede bañarse en la copa. Hacerlo con el Autana de fondo es algo surreal. La adrenalina al máximo porque sientes que saldrá una anaconda pero a la vez entras en un estado de meditación siendo parte de esa postal.
  8. Atardecer en Juan Griego: Suspiro y serenidad. Sólo eso.

  9. Las cuevas de Kavac: El salto Ángel merecería en si mismo un post completo pero si además de verlo y ser parte de él vas a las cuevas de Kavac la sensación de ser parte de un todo, de ser el resultado de años y años de evolución, el recargarte con los minerales donde la piel y el cabello brillarán más que con cualquier químico y donde creerás que la fuente de la juventud realmente existe y está allí pero no es para cualquiera. Ver un rayo de luz entrado en ese cilindro y con esa caída de agua es puro amor.
  10. Bucear el Los Roques: No sabía que era posible ver tantos tonos de azul. Estar bajo ESE mar con las tortugas marinas y  toda la fauna oyendo sólo tu respiración…  Just love <3


¿Cómo no amar este país si me ha dado tanto?

viernes, 18 de julio de 2014

Aceptar, Aceptar y Aceptar.




Cada vez que pasaba frente a algún consulado y veia largas filas de venezolanos haciendo diligencias para obtener "los papeles" de su ascendencia y así irse más fácilmente del país o casándose porque la pareja de turno tiene "pasaporte gringo o europeo" y no por las razones correctas, a mi me daba una punzada de sufrimiento en el estómago... me entraba una nostalgia seca y unas ganas terribles de gritarles: quedénse, Venezuela necesita gente joven y profesional y cásense por amor y no por conveniencia... hay una diferencia entre irse del pais con la maleta llena de sufrimientos, rencores, con sabor a exilio y con la sensación de que no se tuvo otra opción a hacerlo lleno de amor, de sueños, de que independientemente de la situación política te hubieses ido porque la aventura y la vida esperan por ti... queria gritarles todo eso pero no podía... si no quiero sufrir tengo que ACEPTAR... y despues de mucho trabajo eso hice y finalmente logré ver algo hermoso en todo esto: al buscar nuestras raices y reconectarnos con ellas, estamos sanando como colectivo. Existe todo un mundo llamado constelaciones familiares que va de eso, son terapias donde honras a tus ancestros y entiendes que no estuvieras vivo y no serias quién eres si tu familia no hubiese sido la que fue, independientemente si las historias son felices o trágicas todo ocurrió para que tu hoy fuera éste. Una vez que uno honra, acepta, perdona, ama, agradece, sana, es perdonado y hace conciente la historia familiar, comienzan a pasar cosas maravillosas, puede que uno tenga cargas familiares muy pesadas que deja ir, puede que uno entienda por qué no va bien el amor o la prosperidad... He visto y me he transformado a través de esto así que si los venezolanos a través de las largas filas en los consulados estamos honrando a nuestros antepasados olvidados y eso nos va a sanar... pues que así sea! Vienen cosas hermosas para nosotros entonces! Hoy agradezco a TODOS los que hicieron de Venezuela el pais que es HOY. Amen (así sin acento) Todo va a estar bien. Todo YA está bien.

A mis amigas

Ayer hablabamos de margenes, caligrafía palmer, recreo y creiamos que a los 23 ibamos a tener todo lo que la Barbie tenía: el ferrari, el motorhome y la familia corazón completa porque ya ibamos a ser graaaaaaandes... de repente parpadeé y hoy ya somos graaaaaaandes hablamos del futuro, de la sociedad, del amor, del dinero, de metas y seguimos juntas sólo que ahora somos mujeres concientes (lo del ferrari viene en camino...) y listas para dar a luz, no me refiero solo a bebés sino traer al mundo proyectos, un hogar,una fundación, un país, una empresa y todo lo que nos propongamos. 
Siempre digo que mis amigas son un sistema de apoyo importantísimo en mi vida, son ese chiste que no hay que explicar, esa mirada cómplice, esa con la que te robaste alguna botella de licor horrible y barato (para beber o para jugar a escondidas) algún cigarro mal fumado, la que tiene material fotográfico y audiovisual para avergonzarte por siempre, la que dice un nombre y te trae a la mente ESE ratón moral, con la que celebraste el primer amor y con la que lloraste mil veces ese despecho, en las buenas y en las malas, en las buenísimas y en las que definitivamente no llevan foto para el instagram por ser momentos duros y dolorosos... En todas me busco y en todas me encuentro porque al final creo que aunque tengamos historias distintas y puntos de vista mas distintos aún, nos unen las mismas cosas y allí nos entendemos y nos apoyamos. En la foto no están todas pero ustedes saben quiénes son. A mis amigas las amo, a las que están y a las que estuvieron y les pido que sigan siendo seres de luz en dónde sea que estén xq a eso vinimos a la tierra. Si no están felices dónde están no están en el lugar correcto. El mundo las necesita siendo luz, el mundo NOS necesita siendo hermosas y siendo amor. Ya hay suficiente hostilidad y sombra como para añadir más, sería egoísta no ser feliz...

Todo fluye aunque parezca que no



Hay momentos en la vida en los que me siento como estancada o insegura, son períodos de autosabotaje en los que siento que no tengo lo que "DEBERIA" tener a mi edad o con mi potencial, con la educación que recibí o con las metas que me impuse... sin embargo este año me propuse vivir más la vida y ser más feliz, xq la vida es un instante... y TODO LLEGA... además puede que me sienta en el mismo lugar pero se que no lo estoy y quizá suene bobo pero para mi (aunque deba recordármelo en momentos grises) algunas de éstas cosas ya me hacen éxitosa en la vida:

1.Ya no hay dramas adolescentes en mis relaciones.
2.Mis standares han subido.Me siento merecedora de más.
3.Digo que NO sin culpas.
4.DEJO IR.
5.No tengo miedo a estar sola o a no tener novio.Me gusta lo que veo al espejo y el tiempo que paso a solas.
6.Tengo un sano BALANCE entre la autocrítica y los pensamientos positivos.
7.SE que no estoy sola y tengo clarisimo mi sistema de apoyo de amigos, pareja y familia. Cada uno en el rol que le corresponde.
8.No tengo miedo de decir TE AMO o de escucharlo y de sentirlo.
9.Trato de no quejarme demasiado cambio lo que puedo y acepto lo que no.
10.Dejé de culpar a mis padres y al mundo por todo. 
11.Ya no me importa lo que otros piensen de mí.No necesito la aprobación de nadie.
12.Tengo mi pasión y la sigo.
13. Estoy amando profundamente y abriendome a recibir el amor.

Todo fluye aunque parezca que no. Cada quien tiene su historia y sus tiempos y hay que disfrutar de la vida porque pasa muy rapido y cada etapab es distinta...No hay que adelantarse pero tampoco quedarse en la zona de confort por miedo... Las respuestas sólo las tiene el corazón supongo que el balance estará allí...

La Ruta de los Inmigrantes en Caracas




La historia de Caracas está en la de sus inmigrantes, aunque ahora nos hayamos acostumbrado a emigrar y a las despedidas, la verdad es que tan sólo 4 generaciones atrás no solo el venezolano no se iba de su tierra -muchas veces estudiaba afuera siempre con vistas a volver- sino que recibíamos a personas de todas las nacionalidades, por la facilidad de papeles, el clima, las oportunidades de hacer mucho dinero con trabajo honesto y la alegría, la tolerancia y la seguridad de la costa más amplia del mar Caribe. 

Tuve la fortuna de crecer en una urbanización donde habíamos solo una minoría de venezolanos, solo en mi cuadra había 2 familias chinas, 1 argentina, 3 italianas 1 española, 2 portuguesas y 1 del Libano. Crecí en una atmósfera de tolerancia y de enriquecimiento cultural muy hermosa.


Me gusta conectarme con los inmigrantes a través de la arquitectura y la gastronomía, opciones hay muchas en Caracas para eso, pero paso una lista de mis impelables, sabiendo que en comida italiana y española estoy dejando por fuera demasiado.

1. El Café Vomero: Fundado en el año 1959 por Giovanni Misciagno. El café más aromático, los mejores paninis y a veces te hablan en italiano. Hubo una época en la que en La Carlota no se hablaba prácticamente el español debido a que casi todos eran italianos.


2. Comerse unas Crepes en Café Noissete en La Carlota: Sobretodo si hay música en vivo les gusta montar agrupaciones de Jazz o Boleros. El ambiente cálido y aromático, los sabores, la atención. Mi favorita es la Crepe Bourgogne: tradicional frances, carne de res cocida con salsa al vino, zanahoria, tocineta, champiñones o la Mais: con maíz a la crema y queso telita y de postre la de Nutella.


3. Villa Planchart: Es una casa hecha por el arquitecto milanés Gio Ponti y perteneció originalmente a Armando y a Anala Planchart. Ubicada en lomas de San Román con una increíble vista de 360 grados de Caracas resume la época de crecimiento económico y cultural de la Caracas de los 50. He ido a eventos culturales increíbles al atardecer y con LOS jardínes y las orquídeas. La historia completa está acá


4. Pincho pan en Los Palos grandes: Me encantan estos shawarmas pero lo pido para llevar y me lo como en la Plaza los Palos grandes y veo a los niños (en especial a los chinitos) jugar libre y felizmente y disfruto ESE milisegundo de silencio que hay cuando encienden los chorros de la plaza y todos los niños voltean para comenzar a gritar de nuevo y correr a mojarse.


5. Desayuno Chino en nuestro barrio chino en el bosque: Pasear por el mercado, comprar guisantes cubiertos de wasabi y desayunar sopa de pato. Para almorzar creo que los mejores chinos están acá también.

6. Desayuno Peruano: Tomar el metro hasta colegio de ingenieros y comer seviches y tiraditos. (Si no has ido abre tu mente con las moscas… cuando comiences a comer las olvidarás por completo).

7. El tizoncito en Paseo Las Mercedes: La única vez que he estado en México fue en una parada de un crucero y sólo vi las cosas de turistas, la verdad no tengo ni idea si aquí ofrecen es un sabor mexicano genuino o no ¡pero a mi me parece divino todo! Es un sitio pequeño y algo ruidoso pero la comida está excelente.

8. Din din en Los Palos Grandes: Comida Coreana deliciosa, la atención es puro amor. Cuando lo conocí era un sitio underground a donde solo se podía ir con reserva y eran literalmente en la casa del dueño, tenía un poco más de magia, pero ahora que es legal se come bastante bien también.

9. Il Botticello en La Castellana: entrar aquí es sentirte en Italia, es acogedor, ruidoso, la decoración es de trattoria total, las mesas super juntas, suele estar lleno y de la cocina salen los aromas más caseros. TODA la carta está buenísima.

10. La Cita en La Candelaria: En este sector de la ciudad hay varias tascas españolas recomendables pero el Fidegua de La Cita es del más allá, fui esta Semana Santa y habían 5 mesas con turistas de esos que llevan grandes cámaras. También en el casco de Chacao hay excelentes opciones de comida española.

11. El Club Portugués y la Hermandad Gallega: Ir a esos sitios es sentirse en familia, hay varias generaciones de europeos, aún se oyen los acentos marcados y la comida es sincera y casera.

12. Recorrido arquitectónico por la Florida y San Benardino: Los mangos, los chaguaramos y las palmeras crecen con un vigor exultante por toda esta zona, además la arquitectura de los 50 y 60 que se puede observar es increíble y nostálgica, aunque no todo está mantenido o se han vendido los terrenos para construir edificios, son urbanizaciones de europeos y especialmente judíos que te transportarán a otros tiempos. Si puedes ir con un arquitecto mejor.

13. Crema paraíso: Fundada en 1953 por Adalberto Katz polaco judío, se convirtió en una heladería icónica, en pocos años paso a tener más de 8 locales y su propia fábrica de helados. Resumiendo lo generoso que era el país contigo si trabajabas duro. Los clásicos la barquilla de mantecado, el banana Split y los perritos solo con salsa tártara. Los letreros y los uniformes parecen haberse quedado en los 50, es un sitio familiar y agradable.

14. Iglesia ortodoxa rusa: Las iglesias ortodoxas de la Santísima Virgen María en Altavista y de San Nicolás en Los Dos Caminos están entre los templos de culto más bellos de Caracas. Traté de ir para tomar la foto para este post pero estaban cerrados, no se si es temporal o qué. Construido en 1955, el templo está situado en Altavista y en su perímetro, entre la calle Ucrania y el pasaje Riga, se encuentra también una espléndida iglesia ortodoxa ucraniana. A mediados de los años 40 Altavista era un sector deshabitado de la urbanización “Catia” y fue habitada en su mayoría por rusos, pero también polacos, ucranianos, alemanes, checos, húngaros y de otras nacionalidades que huían de una Europa empobrecida por la Segunda Guerra Mundial. Altavista se convirtió en una verdadera Torre de Babel, en la que los vecinos oían numerosos idiomas, “incluso el español”. Ya no quedan tantas familias allí pero pueden verse cosas interesantes.

15. Comer comida casera preparada por algún abuelo o padre extranjero: Me encanta conversar con los que una vez lo dejaron todo atrás y vinieron a Venezuela con “una mano por delante y otra por detrás” en busca de un futuro mejor. Las historias de amor, los amantes separados de continente y reencontrados para hacer de este un país mejor me hacen suspirar y creer en que nada es imposible.

¿Qué sitio me recomiendas?

Esta mañana no me sonó el despertador

Tuve una semana difícil, hubo cosas que no fluyeron tanto como desearía, me robaron el iphone y bueno… vivo en caracas. Hoy tenía un largo de 18k, pasé toda la semana esperando el domingo y no me sonó el despertador… Igual corrí por la cota mil y me lancé al yoga, pero creo que la frustración de no haber podido ir con mi grupo a correr se unió con las frustraciones que traía de la semana y básicamente me provocaba gritarle a algo o a alguien. Lo importante: Pude OBSERVAR mis emociones y desligarlas de otras cosas, simplemente la dejé pasar, no la juzgué y anuncié que estaba de mal humor por si alguien que me hablara creía que se trataba de algo personal. No es la primera vez que me roban pero sí es la primera vez que lidio mejor con la situación, no quiero decir que sentí amor y 100 días felices cuando pasó o cuando estoy tratando de encontrar otro teléfono y es más o menos igual de complicado que conseguir la piedra filosofal pero SI puedo decir que las otras veces he sentido odio, me he amargado por días, de mi boca han salido sapos y maleficios contra los malandros, en cambio esta vez pasé por todas las etapas del duelo, negación, ira, negociación, tristeza hasta que finalmente llegó la aceptación, Observé mis emociones, las dejé fluir y ya pasé la página. Ninguna de las 2 posturas va a devolverme el teléfono o la salud que perdí con ese rush de adrenalina pero si puedo decir que al aceptar puedo ser más feliz. No se trata de resignación, ACEPTAR es reconocer que lo que ha ocurrido, ha ocurrido. Cada cual hizo lo mejor que pudo, pero no pudo ser. Ya está, no hay que darle más vueltas, las cosas son así. Cuando aceptas una situación, SE ABREN nuevos caminos. Comienzas a entender lo que ocurrió. El dolor existe, pero nuestra REACCIÓN a él no es automática. RESIGNARSE es lamentar lo perdido. Desear que hubiese sido de otra manera. Esperar la revancha. Fantasear que las cosas cambien. Volver al comienzo. Resignarse porque no te queda otro camino te mantiene en el mismo camino, no ves las salidas.
En fin, cada segundo es una oportunidad para tener un nuevo comienzo.

Cuestión de Equilibrio








Soy la única persona que conozco que engordó cuando conoció la INDIA, normalmente a los estómagos no acostumbrados suele costarle el hecho de comer allí, bien sea por lo diferente a la dieta occidental o porque muchas veces las bacterias deciden que van a vivir felizmente en tus intestinos y tu cuerpo va a hacer todo lo posible por deshacerse de ellas haciéndote pasar en el baño buena parte de tu viaje. Así que básicamente mi estrategia de ataque fue: "Si voy a enfermarme deseo haber probado TODA la comida antes" resultó que nunca me enfermé seriamente y si, me había comido todo y más. Es que para mi desde siempre la comida ha sido placer, amor y la mejor forma de conectarme con una cultura o con alguien, hay tanto involucrado en el hecho de que otro ser humano prepare alimentos para ti y te los ofrezca que creo que hay que agradecerlo siempre o al menos observarlo y estar consciente de ello. Esa siempre fue mi relación con la comida, aunque desde los 14 años el tema de mi peso siempre estuvo presente nunca me había afectado tanto como hasta ahora.

Ese mismo año, mi vida cambió radicalmente, me mudé a España y para hacer la historia corta era joven, sin ataduras, tenía amor, amigos, familia y dinero suficiente, estaba aprendiendo cosas que expandieron mi universo, viajé, disfruté, reí, lloré, hice y deshice como me provocó, era libre; por mi trabajo tenía acceso gratuito a un mundo cultural y musical increíble. Pero todo era temporal y lo tenía clarísimo, esa vida era una pequeña burbuja, las posibilidades de conseguir un trabajo que pagara bien en ESA Madrid y con mi perfil fue imposible… Entre las comilonas sociales, las cañitas y las tapas llenas de colesterol pero deliciosas, más la ansiedad de no poder controlar la situación y de no conseguir lo que deseaba (el matrimonio por conveniencia se convirtió en una opción MUY real en ese momento) comencé un circulo vicioso de amor odio por la comida… De repente fui perdiendo el 
control y la comida se tornó en mi contra, comencé a sentirme culpable por comer y eso me volvía más ansiosa y comía más y me sentía más culpable y así. Odiaba el hecho de que vivir a dieta me parece estúpido y que la vida tiene que ser más que restringirse las cosas placenteras, comencé a sentirme la niña fea del baile y casi a llorar porque la ropa dejó de servirme, me sentía mal también por superficial y porque me importaba tanto lo físico pero a la vez me reprochaba mi falta de autocontrol y dejé de reconocer mi cuerpo, se que suena super dramático porque no fueron 150kg los que aumenté pero aún así, me cansaba subiendo unas escaleras y no estaba a gusto con lo que veía en el espejo… había aumentado más de 13kgr (mido 1.50) y mi hígado se volvió graso y mi colesterol aumentó a niveles no normales.

En ese momento decidí comenzar un proceso más EMOCIONAL que físico para llegar a mi peso saludable de nuevo y que me permitiera llevar una vida activa y donde no necesitara una bombona de oxígeno para subir Sabas Nieves. Tuve que meditar muchísimo para observar mis emociones y no permitir que afectaran directamente mi modo de comer, comencé a correr y a buscar allí las endorfÍnas que solía Encontrar en todo el azúcar y la grasa que me gustaban y que llenaban el vacío temporalmente, comencé a concienciar que el hecho de CONTROLAR MI COMIDA NO iba a hacer que pudiera CONTROLAR LO EXTERNO, entendí que no era hacer DIETA sino ALIMENTAR mi cuerpo para poder ENTRENAR y no hacer ejercicio, tan simple como que sí bajaba de peso podía correr más tiempo y elevar más mis piernas, si consumía más proteínas en vez de grasa mis músculos se iban a fortalecer y podría llegar más lejos (volver a hacer cumbre en un Tepuy por ejemplo) si dejaba los lácteos iba a haber menos humedad en mi cuerpo y podría ser más FLEXIBLE, todo comenzó a tener un nuevo sentido, no fue fácil por el tema social, por la organización y la planificación que hay que tener, por el fastidio de ser la "rompe grupo" y dar explicaciones y que me dijeran pero "si no estas gorda" y me sabotearan el asunto, por soñar con un plato de pasta y despertarme a las 3am mal antojada, tuve el apoyo de mi familia, de un nutricionista, de un entrenador y del yoga, definitivamente tuve fuerza de voluntad pero nunca lo hice sola, fue un trabajo en EQUIPO, ya estoy cerca del peso que deseo y ahora me siento más feliz y más fuerte que antes y he crecido inmensamente en todo esto, soy como una versión 6.0 de mi misma. Con la zozobra que vivimos los venezolanos cada día, es difícil comer bien pero el proceso sigue y yo sigo OBSERVANDO me sigue encantando comer y probar todos los sabores, no me interesa en lo absoluto comer pollo a la plancha todo el día, amo el chocolate y los helados, no bebo alcohol y creo que la vida es muy corta y hay que disfrutar, pero todo con BALANCE, trato de hacer lo mejor que puedo con lo que tengo, improvisando con las herramientas que he adquirido para poder amarme, para poder amar y ser amada. Después de todo la vida es eso no?

26 Razones para quedarse en Venezuela

Un amigo del Facebook estaba un poco deprimido y animó a sus contactos a escribir sus razones para irse de Venezuela o para quedarse. La mayoría de las respuestas fueron de personas que se fueron. Decidí  ser la primera en escribir mis razones por las que me quedaría en el país. Las comparto con ustedes:



1.     Porque nací aquí y quiero ver con mis propios ojos cómo esto fue un simple capitulo oscuro y quiero ser parte del cambio y sentirme orgullosa de ello y contárselo a mis hijos así como los abuelos que vivieron las guerras, las dictaduras, cuentan cómo sobrevivieron.

2.     Los verdes que hay. El modo en que el la luz se ve en la naturaleza pareciera no haberlo en otro lado. (Río de Janeiro es bastante cercano pero aún así…)

3.     Las aguas tibias de las playas. Hay playas increíbles en otras partes del mundo pero en muchas se te comprimen los pulmones del frío que sientes al entrar.

4.     El clima. Puedes utilizar la misma ropa todo el año.

5.     Por el amazonas y los tepuys. La energía de esa tierra (la más estable del globo terráqueo en temas téctonicos) es increíble, rejuvenecedora y poderosa. Te conectas con la vida, con el origen, con todo.

6.     Por mi familia.

7.     Por la alegría y los chistes. Cualquier razón es motivo para comprar cerveza (que no tomo pero me gusta el sentimiento) y reunirse y celebrar. De todo sacamos un chiste, hasta de esta tragicomedia.

8.     La música! Hay música por todas partes desde música criolla hasta lo último que sonó en tomorrowland, porque cuando bailamos lo hacemos con todo el cuerpo, con el hígado, con los órganos, con el sentimiento de estar en eso.

9.     El modo en que permeabilizamos la autoridad, en Venezuela ocurre un fenómeno sociolingüístico que no he visto en ninguna parte del mundo que he visitado, Un adulto contemporáneo ejecutivo y enfluxado puede estar en un perrocalentero y decirle “compadrito, hermanito, marico, huevón (que no es despectivo)” al perrocalentero en cuestión y no hay una barrera social que les impida comunicarse. La cosa es reciproca. Las clases sociales pueden hablar igual, con los mismos modismos o “groserías” no se trata de irrespeto, se trata de esa cercanía con cualquiera. (ojo, no aprecio cuando un desconocido me dice mi amor o mi reina pero ese es el lado oscuro de esto)

10. El sabor de la comida del trópico.

11. El ganado se reproduce y es feliz en nuestras fincas.

12. Es incómodo ser inmigrante. No eres ni de aquella tierra por ser extranjero ni de Venezuela porque te fuiste.

13. La abundancia que se respira, me refiero a que para bien o para mal sin hacer ningún esfuerzo tendrás alimento, no hay que ahorrar para el invierno, los mangos caen de los árboles a tal punto que se pudren en el suelo.

14. La fertilidad de la tierra, una vez nació un árbol de mandarina en mi jardín sin querer, sólo porque lanzamos las semillas allí.

15. La permeabilidad de las clases sociales (si bien en los 50 era mucho más fácil) de un día a otro puedes ser multimillonario haciendo cosas legales. En muchas otras partes si eres clase media, lo serás por siempre, tendrás todo pero endeudado, nunca podrás escalar a otra posición social de un día para otro, es más, me atrevo a decir que la mayoría de los abuelos de mis amigos del Facebook no terminó siquiera la educación primaria y los nietos ya tienen 2 postgrados.

16. La Universidad es gratis o puedes costearte una carrera universitaria sin tener que ahorrar desde que naces.

17. Para los emprendedores este país resulta un lienzo en blanco porque o no hay nada o hay poco de algo. Lo que montes o vendas acá te va “a dar”. Quizá en otra parte hay mucha competencia o ya esta todo hecho y no hay un mercado sediento esperando por tu idea.

18. Lo joven de la sociedad, muchas bodas, familias nuevas, sueños, futuro –a pesar de todo-.

19. Por lo informales que somos, en la energía alta de esta razón, nos evitamos los rollos, el protocolo, la casa de tu amigo es como tu casa.

20. La capacidad creativa y de resolver de la sociedad venezolana (cuando se usa para el bien) he trabajado en otras culturas y a veces están tan encerrados o específicos en su rol que no pueden resolver o aprender rápidamente cómo se hace algo para efectivamente hacerlo. Quizá por evitar una demanda o quizá porque no tienen esa velocidad de pensamiento de nuestra sociedad. Cuando uno trabaja con las uñas y te dan de repente equipos te sientes en el paraíso y puedes comerte al mundo.

21. La naturalidad con la que acogemos a otras culturas, nos encanta un extranjero, nos adaptamos a él, para nosotros no es nada racista o xenófobo llamar a alguien, el portu, el españolete, el italiano, el negrito, el catire, el gringo... más bien es algo de cariño.

22. Los valores con los que fui formada y con los que espero formar a mis hijos, muchas veces veo los valores de otras sociedades y siento que les falta algo.

23. La naturalidad con las que nos abrimos y hacemos nuevas amistades, un desconocido pasa a ser un pana a 2 horas de conocerlo y tu compadre después de estudiar un semestre con él.

24. Nuestra idea del espacio personal, si bien no soy muy fan de que me invadan mi espacio, si es verdad que somos calurosos, que apenas te presentan ya te están dando un beso, que te abrazan de lado sin motivo… Por eso a los alemanes les encanta una venezolana.

25. Puedo sonreírle a un desconocido o a una compañera de trabajo solo porque sí. Me ha tocado dar explicaciones a hombres y mujeres Europeos que no estoy flirteando con ellos sólo porque les sonreí.

26. Porque creo que el que se queda aquí lo hace sinceramente y de corazón, porque a pesar de la “otra listota” de razones para irse, elige quedarse y echarle un camión para hacer que SI se pueda. Es un hermoso testimonio de fé, esperanza y luz.

Juventud y Libertad

Nunca más en la vida seré tan joven como lo soy en este momento pero a la vez nunca había sido tan experimentada como lo soy hoy.

En resumidas cuentas me siento libre y joven pero ya no soy ingenua. Estoy cerca de "la crisis de los 30" donde me replanteo mi identidad y posibilidad/deber de echar raices pero los 20 aun me halan hacia la experimentación y el vivir sin ataduras. Yo lo siento como una segunda adolescencia solo que mis decisiones son mias y mis consecuencias tambien y tengo energía y algo de dinero pero quizá el tiempo no me sobra. Mis amigas o compañeras del colegio se balancean en el extremo de estar casadisimas con 3 hijos e hipoteca, por estar alcanzando la cúspide del éxito profesional o estar borrachas en Irlanda viviendo de cadivi y sin preocuparse por el futuro... unas quieren más libertad y otras quieren más estabilidad y supongo que lo natural es compararse aunque es un hábito que estoy tratando de erradicar de mi vida... cada quien tiene su propia historia de vida...
Dónde estoy yo? En algún punto medio: buscándome, asegurandome de estar cumpliendo el propósito de mi vida, siendo feliz y tratando de amarme, de amar y de ser amada al máximo.

Hoy estoy feliz con quien soy, con mi historia. Hoy CONFIO en que las cosas van a estar bien y en que el universo tiene un plan para mi y cuando vea en retrospectiva entenderé como mis vivencias que parecen al azar cobrarán un sentido. Hoy me abro a aprender lo que tengo que aprender y a vivir sin miedo del futuro.

Just love & Happiness ,

La Ruta de los Jugos en Caracas

 Caracas es un capital tropical y en cualquier parte desde areperas hasta vendedores ambulantes puedes encontrar jugos deliciosos, recién hechos y con frutas de temporada todo el año. Incluso el almuerzo ejecutivo del venezolano incluye “sopa, seco y jugo”. Cuando uno vive en el extranjero y se da cuenta que adquirir frutas es costoso y que muchas veces no saben a nada, comienzas a apreciar eso que dabas por sentado. He visto jugos de naranja natural que cuestan 15$ en una cafetería. Así que aunque hay muchas opciones de bebidas, tengo mi propia lista (que incluye algunos Té también), de “impelables” en Caracas. Y dado que la gastronomía en la ciudad es tan rica  incluye también sabores del mundo:


1.Agua de Coco en el Mercado de Chacao. En el coco y con el ambiente de mercado que me encanta. Jovialidad, Olores, Sabores, cercanía.

2.Jugo de cambur y dátiles de Ara en las cúpulas. Textura y sabor perfectos, yo lo pido con muy poca azúcar. (Aunque la selección de jugos y smoothies de allí está buenísima toda).

3.Jugo de Parchita con Hierbabuena en Green Market de Sebucán. Preferiblemente si te lo tomas en el patio interno que esta todo cubierto de grama artificial y el diseño es una nota.

4.Jugo de tomate de árbol. Esté jugo me encanta en 2 sitios: en la subida de papelón en el Ávila que aunque es un poco aguado te premia por haber corrido hasta allí y te da fuerzas para continuar y en la frutería Biruma frente a la panadería Flor de Altamira.

5.Jugo de Tamarindo Chino en la Fruteria Biruma. Es un sabor loquísimo y esta bueno. HAY que probarlo.

6.Te verde con Hierbabuena en Conos Temakeria. En el punto, es refrescante y vigoroso.




7.Jugo de Aguacate en la frutería del CCCT a mi me gusta la variante con Mango pero los 2 son buenísimos y me hacen sentir una turista en el trópico descubriendo nuevos sabores.

8. Granizado de Guanábana en la UCV. Sobretodo si es un día caluroso serás feliz.

9.Té Coreano con miel y conchitas de Mandarina en DIN-DIN en los Palos Grandes. Es indescriptible tiene una textura y varios sabores que explotan a la vez.

10. Cocada: Aunque tomar cocada fuera de la playa resulta rarísimo, las mejores de Caracas para mí son en: Sabas nieves (sólo fines de semana); en el carrito frente al supermercado El Patio en LPG y en la Guairita Donde Carlos.

11.Jugos de Jucleanse. Es un programa Detox en el que solo tomas jugos por 1,2 ó 3 días. La verdad es que no pasé nada de hambre y me sentí ligera y feliz al terminar el programa. No se qué contienen los jugos exactamente son frescos y buenísimos y tienen uno con leche de almendras (el 6) que es ufffff. Costoso pero recomendado si necesitas marcar un hito para arrancar un nuevo estilo de vida.

12. Tres en uno en la Orlandesa en Altamira.

13.Jugo de Fresa con Yogurth En las cachapas de Doña Inés en La Unión (o mejor conocidas como "dónde el mocho").


Abierta a cualquier recomendación,
 photo tw_1.jpg  photo fb_1.jpg  photo ins_1.jpg  photo yt.jpg