sábado, 26 de julio de 2014

¿Hacia dónde van la nubes dónde tú vives?


  Hace 10 años exactamente, gracias a las monjas salesianas, tuve la oportunidad de ser voluntaria en una misión en pleno Amazonas venezolano, mi trabajo consistía en apoyar un internado de niñas indígenas. Estas chicas de más de 64 etnias de todo el Amazonas incluso del Brasil, pasaban allí una temporada donde cursaban todo el bachillerato y tenían la posibilidad de tomar mención turismo o mención cerámica y luego volver a su lugar de origen. Una labor hermosa y de entrega para todos los salesianos que dejan todo atrás para trabajar en esas misiones porque sintieron ese llamado de dios. Mi admiración por siempre hacia ellos. Lecciones de vida aprendí tantas que aún las estoy digiriendo. Hoy conseguí mañoco en una tiendita en Caracas y me transporté inmediatamente a una tarde que me marcó:

  Estábamos todas sentadas bajo un árbol de mangos, algunas chicas tejían, otras se trenzaban el cabello, otras pintaban y otras estaban a mi alrededor contando mis pecas que les impresionaban y acariciando mis manos que no podían creer que fueran "tan suaves". ¿Cómo podía explicarles que dónde yo vivía no se lavaba la ropa a mano en el río, ni tenía que arrancar el monte con las manos desnudas o sembrar la yuca que me iba a alimentar? ¿Cómo les explicaba que me hacía la manicura, me colocaba cremas y un sinfín de cosas inútiles que hacemos las niñas de la ciudad por pura vanidad? Total que mientras filosofaba sobre eso en mi mente, una de ellas dice "hoy va a llover" Miré el cielo azul radiante con apenas unas nubes moteadas y al preguntarle por qué lo decía, ella me respondió con obviedad: "las nubes están yendo hacía el lado contrario, ¿hacía dónde suelen ir las nubes en dónde tú vives?" En ese momento me hubiesen podido ofrecer un millón de € y no hubiese sido capaz de responder esa pregunta, aún habiendo estado toda mi vida en esa ciudad, aún pasando horas en el tráfico, aún sabiendo que el Ávila está al norte y es el mejor punto de referencia... No podía responder esa pregunta... cuando era niña pasaba horas buscando formas en las nubes y era de mis juegos favoritos pero luego de que "crecí" Nunca me había detenido a observar REALMENTE el cielo...

Evidentemente esa tarde llovió. 


Hoy en día se hacía dónde van las nubes en Caracas pero necesitaría 3 vidas más de contemplación para tener esa sabiduría y esa conexión con la naturaleza para afirmar sí lloverá o no con soló ese dato pero VOLVÍ a buscar formas en las nubes y a apreciar más un atardecer que unas uñas bonitas (que aún me las pinto pero con otra conciencia). Definitivamente soy más feliz y agradecida que hace 10 años.



MJ

P.D.: El mañoco es un derivado de la yuca (como un casabe molido) y los indígenas lo mezclan con todo, con la sopa, con el arroz, empanizan el pescado y si se lo echas al jugo le llaman yucata. También lo pueden aliñar y que ese sea el contorno de la comida. Si no me equivoco es lo que en Brasil llaman farinha.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

 photo tw_1.jpg  photo fb_1.jpg  photo ins_1.jpg  photo yt.jpg