martes, 12 de agosto de 2014

Por qué los venezolanos nos tomamos selfies en los supermercados?





Mi relación como venezolana con los supermercados ha cambiado radicalmente en los últimos años. Siento que se han convertido en sitios con mucha carga emocional. En los de Venezuela hay que lidiar con escasez, largas filas, altos precios, hostilidad y algunas otras emociones negativas y cuando salimos al exterior al verlos llenos de una gran variedad de productos puedo pasar por todas las etapas del duelo: negación, ira, tristeza, negociación (un chiste al respecto, una selfie en los pasillos?) y tal vez ACEPTACIÓN...

 Estuve en otro país y apenas llegué sentía una ansiedad terrible por comprar TODO y "raspar el cupo" y sacar el efectivo y aprovechar Y... Y... Y... Me iba a dar algo... Esa sensación no me permitía disfrutar de la experiencia que había ido a vivir,. Esa zozobra y esa ansiedad no me permitía vivir el momento. Esa sensación sólo me mostraba un futuro que aún no había llegado y que imaginaba negro y terrible si no compraba toooooodo lo que podía...



Así que decidí detenerme, respirar, calmarme y comprar únicamente LO QUE NECESITO, porque resulta que esa ansiedad de comprar DESDE LA CARENCIA es de todo menos sana... Cuando uno piensa en escasez está asumiendo que nunca más se va a tener esas cosas, que nunca más se tendrán los recursos que se tienen hoy, que nunca más se tendrá la oportunidad de salir del país, que nunca pasará el caos que está viviendo Venezuela y definitivamente no pretendo anclar esa creencia en mi sistema porque SE que todo pasa y que estaré bien... Si me dejo llevar por esa energía de la escasez vienen las adicciones, comer compulsivamente, puedo convertirme en acumuladora y otras tragedias espirituales de las cuales es bien complicado salir...
Yo quiero ser feliz y no es fácil, es un TRABAJO CONSTANTE, no se trata de que ahora haré yoga en los pasillos de las tiendas o supermercados... Se trata de preguntarme antes de comprar algo si realmente lo necesito y hacerlo mío desde la TRANQUILIDAD y la PROSPERIDAD para poder DISFRUTARLO.


La aceptación no es conformarse con la situación del país. La aceptación es saber que hay cosas que están ahi, que son así y que no puedo cambiar y en base a eso saber cómo debo actuar...
Yo elijo creer que tendré siempre abundancia y luz en mi vida y que al igual que la historia sinuosa de América Latina, Venezuela cerrará este mal capítulo y tendremos muchas historias que contar a nuestros hijos...

Let It Go,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 photo tw_1.jpg  photo fb_1.jpg  photo ins_1.jpg  photo yt.jpg