domingo, 2 de noviembre de 2014

Paredes que hablan ¿Qué dice tu habitación de ti?



Según el libro Blink de Malcolm Gladwell si pasas 15 minutos entre las cosas personales de un desconocido y basándote en ello respondes un test sobre su personalidad obtendrás un 90% de asertividad. Eso se debe a un pensamiento instantáneo y prácticamente intuitivo que tenemos los seres humanos que tendemos a ignorar a la hora de tomar decisiones. Pero no vengo a compartir sobre la toma de decisiones o del libro. Resulta que hice el ejercicio en mi propia habitación:
Si yo fuera un desconocido ¿Qué pensaría de la persona que habita aquí?
Tengo libros sobre libros, muchos aún con su plástico, fotografías y cuadros de viajes, un pequeño altar, varios mats, cd,s, una mac, no hay espejos, no hay maquillaje, ni televisión, hay un pequeño escritorio y una pared azul rey con un cuadro sobre la puerta que debe ser muy importante, una sola mesita de noche y todo resulta funcional, hay pocas cosas que sólo sean un adorno… Vi cosas hermosas de mi personalidad allí, vi que era una chica entre 20 y 30 años, creativa y sociable pero vi cosas como “raras” también: no pude determinar su profesión o si estaba con pareja o no, incluso me costó saber si vivía allí o si estaba en algún viaje… (Hace 2 semanas mandé a enmarcar mis títulos para honrar el asunto de la profesión y escribí sobre eso). El tema es ese ¿Qué dice todo eso de mí? ¿Realmente me siento con raíces en dónde estoy? ¿Cómo está mi relación mi profesión? ¿Cómo está mi relación con mi pareja? ¿Cómo está mi relación conmigo misma?
Los cuartos dicen mucho:
Cuartos que dicen que un adulto aún es un niño o sigue aferrado al pasado, con juguetes, o elementos infantiles.
Mujeres de 30 años con peluches, afiches adolescentes y corchos colegiales (y que se preguntan por qué ningún hombre se quiere comprometer con ellas… a los HOMBRES adultos maduros y realizados les gustan las MUJERES, no las niñas).
He entrado a habitaciones dónde el desorden y la acumulación de objetos no deja espacio ni para caminar ¿Qué situación de su vida los está sofocando?
Una vez fui a una donde el espejo, que era gigante, estaba DISTORSIONADO aunque era muy sutil, la imagen que reflejaba no era real (su dueño era una persona MUY acomplejada ¿será por eso?).
Habitaciones que son una oda a la ex pareja o a un ciclo de su vida que ya terminó con fotografías y regalos de esa persona como si aún formara parte de su vida.
Matrimonios donde sólo uno de los esposos se refleja en el estilo, en las cosas, en el espacio o en las fotografías
Casas que son hermosísimas y decoradas y la habitación no, como si la prioridad fuera lo de afuera y no lo de adentro.
Gente que no tiene cama. ¿No se sienten merecedores de una? ¿No soy prioridad en mi vida? Pasamos un tercio de nuestras vidas en nuestras camas, durmiendo y haciendo otras actividades también. Creo que debemos INVERTIR en un buen colchón y en una buena cama antes que en una mesa ratona de la sala que no usamos nunca.
Camas que se convierten en oficinas y casi no hay espacio para dormir. ¿Nuestro trabajo no nos deja espacio para otra cosa?
Habitaciones sin luz y sin alegría.
Habitaciones que reflejan enfermedad.
Habitaciones que reflejan una pérdida no superada. Un duelo mal llevado. Una ira mal manejada- Fotografías con gente recortada por ejemplo, ver ese hueco en una fotografía todos los días no me parece tan sano… ¿no sería mejor quitar la foto? Si estás dejando ese hueco allí tan visible es por algo no resuelto.
Cuartos que son DOMINADOS por algo ajeno a la persona que se percibe como sumisa como una religión o un político u otra persona incluso.
Habitaciones con elementos violentos en ella.
Cuartos narcisistas.
Y también he entrado a habitaciones que dan paz, que son iluminadas y hermosas. Que provoca quedarse allí o resultan familiares y acogedoras. Cuartos que reflejan a una pareja sana y feliz o a personas satisfechas con sus vidas. Cuartos que hacen saber que hay relaciones sanas en la familia de esa persona. Un sitio que refleja amor. Camas que provoca sentarse allí a echar cuentos y a hablar de la vida. He ido a cuartos con pisos de tierra de gente muy pobre materialmente y he sentido belleza, amor y satisfacción… Por eso SE que nada de esto tiene que ver con la decoración o con lo costoso de las cosas que están allí… es un mensaje intuitivo que llega…
Muchas veces uno quiere cambiar su vida y no sabe como comenzar, quizá invertir tiempo y energía en nuestros cuarto sea un buen comienzo.
¿Qué dice tu habitación de ti?
Namasté,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 photo tw_1.jpg  photo fb_1.jpg  photo ins_1.jpg  photo yt.jpg