sábado, 31 de enero de 2015

2015 UN AÑO DE AMOR PROPIO RADICAL




Vale, vale, ya se que enero acabó como para estar posteando promesas de año nuevo, sin embargo, tengo a mi favor que ya las digerí un poco más y no serán esas metas impulsivas producto de atragantarse las 12 uvas con las 12 campanadas o de autoengaño tipo “este año seguro que voy a aprender 5 idiomas y me va a quedar ese bluejean talla 0 que usaba en el colegio”.


Este 2015 he decidido mis metas basándome en un solo principio:  Amor propio y además será radical, nada de medias tintas. Dios nos dice amad a otros como a vosotros mismos así que el principio es simple si me amo bien, tengo mucho amor del bueno para dar y el mundo será un lugar un poco más feliz. Uy, puede sonar un poco ambicioso y egoísta pero la verdad es que no lo es:

  1. Trata tu cuerpo como si te amaras: Alguien que ama su cuerpo es amable con él. Hace lo posible por tener un estilo de vida saludable. Alguien que ama sus órganos no pone sus pulmones negros de nicotina, abarrota su hígado con litros y litros de alcohol ni tapa sus arterias con grasas trans. Alguien que ama su cuerpo consume comida que haya sido hecha con amor y no basura de comida rápida. Alguien que ama su cuerpo no permite que cualquiera lo toque o lo bese. Alguien que ama su cuerpo usa protector solar evita el cáncer y no posterga las visitas al médico.
  2. Habla(te) como si te amaras: Cuida tus palabras. Alguien que constantemente se flagela el autoestima con “no soy suficiente” “es que lo malo siempre me pasa a mí” “soy una idiota/perra/pendeja” “la vida/todo es una mierda” “si yo fuera o tuviera tal cosa sí podría ser feliz” no es alguien que parezca amarse mucho.  Habla de ideas, de cosas bonitas, mejora tu actitud. Haz lo posible por no juzgar o criticar a otros: CUANDO JUZGAS A OTROS NO LOS DEFINES A ELLOS, TE ESTÁS DEFINIENDO A TI MISMO.
  3. Oye(te) como si te amaras: Créete y acepta los halagos. Es increíble como desechamos rápidamente cuando nos dicen que somos inteligentes o eficientes o guapos y en cambio sí le creemos a la gente cuando nos dicen cosas poco amables u “honestas” (crueles). Deja de preocuparte por la opinión de otros. Pasa un día sin insultarte, es un ejercicio super difícil y revelador. Está bien que nos hagamos críticas constructivas para ser mejores pero no está bien sabotearte la felicidad todo el tiempo.
  4. Piensa en algo que haría tu vida más simple y ¡hazlo!: Puede ser cualquier cosa desde contratar alguien que ayude en la casa pasando por bajar esa app para ordenar las finanzas o decir “no” más seguido. Te lo mereces.
  5. Di la frase “tenemos que hablar” y no postergues más esa conversación pendiente: Lo has estado acumulando por mucho tiempo y esa carga tiene su precio. Respira profundo y dí la verdad. Se amable pero honesto. El momento llegó. Dilo, suéltalo y sigue tu vida con menos peso.
  6. Pide ayuda: Ámate y acepta la ayuda de otros. Te sorprenderás como el admitir que eres vulnerable te conecta conotros.
  7. Respétate 100%: Y no aceptes menos de los demás.
  8. Vístete para ti mismo: Usa ropa que te guste y no para atraer a una pareja o demostrar algo. Invierte en ropa interior costosa aunque nadie la vea. Si trabajas en casa no estés en pijama ¡incluso estrena algo!
  9. Busca tiempo para ti: Aunque tu agenda esté demasiado ocupada o tu familia te necesite 24/7 mereces un espacio para ti. Hazte un masaje o ve a la peluquería, tomate un buen vino sola y lee ese libro que tienes pendiente desde hace meses. Apaga el celular por 2 horas.
  10. Expresa amor de todas las formas posibles: Dile a tu familia y amigos que los amas. Di GRACIAS y siéntelo cuando lo digas. Sonríele a extraños. Abraza a la gente y quédate esos 3 segundos de más que hacen que no sea un abrazo normal sino uno especial. Se detallista. Invítale un café a un desconocido. Recuerda los cumpleaños. Haz algún tipo de voluntariado, entrega tu tiempo, dinero, influencia o voz por una buena causa. Entre más amor des más amor crecerá dentro de ti y más amor recibirás de vuelta. Lo certifico.
  11. Ten relaciones como si te amaras: Alguien que se ama está rodeado de personas positivas, que hacen cosas buenas, que sacan lo mejor de ti. Alguien que se ama no tiene relaciones tóxicas o está con gente que le hace daño físico o emocional. Alguien que se ama entiende que si no puede alejarse de personas que le hacen daño puede buscar ayuda para hacerlo. Los pesimistas, trágicos, victimas y victimarios succionan la energía. Estar con gente “de la buena” hace que recuerdes que la humanidad puede ser hermosa.
  12. Alimenta tu espíritu como si te amaras: Alguien que se ama busca a dios (si eres agnóstico o ateo este punto no aplica), medita, Alguien que se ama consume libros, películas, cultura BUENA. ¿Ver videos de torturas, secuestros, violencia, pornografía suma a tu espíritu? No se trata de ver videos de cachorritos felices todo el día pero si de seleccionar CON AMOR el material con que te vas a alimentar. Así como existe comida basura existen mensajes basura o religiones que corrompen y que no quieres dentro de ti. Reconoce que eres un milagro. Protege tu templo. Reconéctate con tu espíritu algunos lo hacen rezando otros bailando otros yendo a la iglesia. Consigue tu modo y conviértelo en prioridad.
  13. Entiende que mereces amor: De ti mismo y de otros.
  14. Perdónate: Sí, ya pasó. Deja ir. Es hora.


Ámate: Simplemente eso. En cualquier circunstancia de la vida ámate. Cuando tengas una decisión difícil toma la que tomaría una persona que se ama. Trátate como tratarías a tu hijo. ¿tienes la pareja/el trabajo/la vida que te gustaría para tu hijo? Si la respuesta es no entonces déjala. No mereces menos. Eres un ser perfecto y hermoso y SIEMPRE serás suficiente CRÉETELO. Nos aman como nos amamos.


Namasté,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 photo tw_1.jpg  photo fb_1.jpg  photo ins_1.jpg  photo yt.jpg