jueves, 8 de enero de 2015

Tenemos que hablar: La vulnerabilidad nos conecta


"Tenemos que hablar" Que tu pareja o una figura de autoridad como tu jefe o un médico después de hacerte un chequeo te diga esta frase nos coloca inmediatamente en una posición incómoda y dispara miles de pensamientos y escenarios dramáticos en nuestra cabeza. Todos conocemos ese sentimiento. Todos hemos estado alguna vez allí.
Vulnerable: adj. Que puede ser herido o recibir lesión, física o moralmente.
Sin embargo, creo que la carga emocional de la palabra VULNERABLE la convierte en algo que va más allá de un simple adjetivo… Estuve preguntando a muchas personas (gracias de corazón a todos los que compartieron conmigo sus sentimientos) y hubo respuestas muy, muy variadas:
Miedo a los cambios y a las sorpresas, que te vean sintiendo miedo o emociones, llorar en público, no ser lo suficientemente ricos, estar desnudos, perder el trabajo, no tener seguridad física, amar y no ser amados de vuelta, estar en el mar abierto o en las alturas, perder seres queridos, no tener seguridad económica, estar expuestos, quedarnos solos, estar a merced de grupos violentos, conspiraciones farmacéuticas, no haber ascendido lo suficiente, perder la habilidad para comunicarnos, no ser lo suficientemente delgados, para las madres sus hijos son su mayor vulnerabilidad…
Entonces creo que la vulnerabilidad se divide en 2 grandes grupos:
Miedo a que nos vean REALMENTE y Miedo a no tener el CONTROL.
Es verdad que nos protegemos porque nos han herido, nos han excluido, nos han avergonzado, decepcionado, abandonado o maltratado en el pasado y que son conductas o miedos “aprendidos” pero el problema viene cuando estos miedos nos paralizan o nos hacen ser infelices.
Porque resulta que en la vulnerabilidad también residen cosas hermosas como la creatividad, la gratitud, el sentido de pertenencia y el AMOR. Y no podemos cerrarnos selectivamente a un aspecto de la vulnerabilidad, es decir, yo no puedo AMAR profundamente sin MOSTRARME tal y como soy y sin EXPONERME a que me hieran. O yo no puedo AGRADECER algo sin antes admitir que lo NECESITABA o que lo aprecio y eso requiere humildad y vulnerabilidad.
Dice Brené Brown en el Poder de la Vulnerabilidad que durante su investigación descubrió que las personas infelices son aquellas que constantemente se están cuestionando si valen lo suficiente mientras que las más felices se sienten MERECEDORAS de amor y tienen un fuerte sentido de pertenencia. Las más felices creían que valían la pena y tenían el coraje de ser IMPERFECTAS y la suficiente compasión para ser amables con ellas primero y luego con otros. Ellos creían que lo que los hacía vulnerables los hacía hermosos.
Y es que es así, ser vulnerable nos conecta. En los momentos más tristes o solos de mí vida el admitirme vulnerable me consiguió la ayuda o el apoyo que necesitaba. Un texto en el que yo desnudo una parte de mi y muestro una debilidad y la comparto para crecer es un texto que puede despertar algo en alguien, que puede crear una conexión y una empatía porque quién me lee me percibe como un ser humano REAL. Si yo digo que mi miedo es no resultar lo suficientemente exitosa a mis casi 30 años por ejemplo, quizá alguien en mi misma situación se conecte y diga “no estoy solo, yo también me siento así” y pase algo, quizá yo nunca me entere del efecto dominó… En cambio un texto en el que no muestro esa “piel extra” que no suelo mostrar normalmente, quizá es un texto plano sin ninguna conexión que no me lleve a ninguna parte y con el que no voy a crecer.
Ser vulnerable es decir “Te amo” primero o invertir todo lo que se tiene en una relación sin saber si va a funcionar o no. Vivir con vulnerabilidad es ACEPTAR que no se tiene el control ni se pueden predecir las cosas y es respirar mientras se espera en el pasillo a que nos den los resultados de esa biopsia. El miedo en ese momento es inútil totalmente: tener miedo o no tenerlo no va a cambiar absolutamente en nada lo que va a ocurrir.
Entonces si al final, todos los seres humanos sin bloqueos emocionales nos sentimos vulnerables ¿por qué no conectarnos? Dejemos que nos vean, CREÁMONOS SUFICIENTES SIEMPRE y AMEMOS nuestras imperfecciones, los artistas que más nos conmueven son aquellos que se exponen en su arte, los niños nos dan grandes lecciones de gratitud y de cómo amar día a día y son los más sinceros y los que menos barreras se ponen, los grandes desafíos de la vida implican grandes riesgos, grandes sacrificios y por tanto grandes posibilidades de salir heridos pero si no lo intentamos no lograremos nada en esta vida. CREER EN DIOS ES SER VULNERABLE. AMAR es ser vulnerables.
Namasté,

2 comentarios:

  1. Me encanta como escribes, y los temas que tomas. Me tienes aquí enamorada con una entrada diferente a la otra.
    Besos.
    Una seguidora nueva, pero ya fanática.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. <3 Gracias por tus palabras son luz!!! Abrazo infinito :) Seguiremos conectadas por acá entonces.

      Eliminar

 photo tw_1.jpg  photo fb_1.jpg  photo ins_1.jpg  photo yt.jpg