domingo, 29 de marzo de 2015

El Museo de ti mismo. Enseñanzas de Audrey Blanco



Tengo la fortuna de contar con la amistad de Audrey Blanco. Como dice ella, la mágica India nos unió. Ella es luz, agua y alimento para el alma de sus seres queridos, amigos y alumnos.
Entre muchas otras cosas, Audrey es arquitecto de la Universidad Central de Venezuela con formación de Feng Shui y Constelaciones Familiares de la mano de Samuel Morett, Lillian Too y Bert Hellinger y es fundadora de la Audrey Blanco Escuela de Feng Shui. También es un personaje que te hace sentir orgulloso e inspirado y que ama a Venezuela cómo a una madre.

Ella me ha enseñado muchísimo y me ha hecho ser una mejor versión de mi misma. La respeto, la quiero y la admiro. Llevaba rato queriendo hilar una historia, condensar un poco esas enseñanzas y finalmente ha salido este post que he decidido llamar El Museo de ti mismo.
Cuando uno va a una exposición en un museo, las obras o cuadros que están allí expuestos fueron cuidadosamente seleccionados por un curador. Alguien eligió el orden en que iría cada pieza, la iluminación, los colores, la historia que contarían esas obras para que el espectador al igual que en el cine, la música o la literatura ate cabos y entienda la historia. Nada está allí por azar.
Igualmente nuestros espacios, casa, habitación y oficina hablan de nosotros. ¿Qué historia cuentan los cuadros, obras y fotografías en nuestras paredes? ¿Cómo podemos sanar, mover energías y atraer a nuestras vidas aquello que queremos a través de cuadros y fotografías? ¿Cómo podemos ser los mejores curadores de nuestro propio museo?

El primer paso lo extraigo del libro de Audrey Blanco Feng Shui: El arte de amar la creación.

“Antes de empezar a activar y dar soluciones, recorre el espacio y observa cada objeto o mueble allí presente. Permítete sentir las emociones, sentimientos y pensamientos que te despiertan. Es importante sentir, porque te ayudará a desbloquear cualquier energía reprimida y liberarla para que así empiece a trabajar el espacio”

Logros:

“Recordar nuestros logros nos conecta de nuevo con esa energía, la trae otra vez al presente para poder lograr lo que queremos” A.B.

  •  Debemos honrar y amar nuestros logros. Hasta hace poco no tenía mis diplomas o reconocimientos expuestos sino que estaban engavetados. Y la verdad es que en mi profesión también me sentía así, estancada y desorientada. Decidí honrarme y los coloqué en un sitio iluminado y donde me recordaran lo que había logrado para motivarme a más. Audrey recomienda colocarles detrás un círculo de fieltro rojo de 9cm de diámetro para activar la energía Yang y colocarlos al Sur.
  • Las fotos de graduaciones son ideales sobre todo si la persona aparece feliz, segura y respaldada con sus padres o con su esposo a su lado y sus hijos delante. Se pueden colocar al Norte.

  •  La idea es siempre que nos motive y nos recuerden cosas felices. Si un diploma te recuerda algo triste como que tu pareja no te apoyó en los estudios y te sentiste abandonado es mejor retirarlo o trabajar esa creencia con algún tipo de terapia. En mi caso había un fotografía que cumplía todos los requisitos: Yo estaba sonriente con toga y birrete y rodeada de mi familia en mi graduación como Ing. De Sonido. Pero la verdad es que unas semanas antes había tenido un horrible accidente automovilístico y aunque no se veía en la foto, tenía cicatrices y vendajes bajo la toga. Era una foto aparentemente feliz pero que nos recordaba una historia punzante y dolorosa. Ahora hay otra de mi segunda graduación que es más sincera y fresca. La historia dolorosa se trabajó y juntos como familia la superamos.


Relaciones:

  • ¿Qué fotos familiares hay en tus espacios? ¿Nos recuerdan momentos felices? ¿Qué dice el lenguaje corporal en esas fotografías? ¿Quién predomina? Hay veces en las que ni siquiera hay fotos familiares, pregúntate ¿Por qué? Tómate el tiempo de mirarlas con cuidado ¿Si fueras sólo un espectador qué mensaje te darían esas fotos? ¿Hay algún miembro de la familia que no aparece en las fotos? ¿Por qué está excluido?


  • Conozco muchas personas que dicen que no tienen papá pero es importante incluirlo de algún modo. Esto podría estar evitando tu conexión con el placer, relaciones sanas, conseguir pareja y con la felicidad. “Tu podrías decir que no tuviste padre, pero si fuera así no existirías. Saber que tienes las 2 energías presentes es sano para ti aunque no hayas conocido a tu padre.” A.B.

  • En otras ocasiones nuestros espacios son una oda al pasado o a alguien que partió. A las personas hay que dejarlas ir. Vivir nuestro duelo sanamente y dejarlas ir porque la vida sigue. Si lo necesitas Audrey recomienda colocar un altar al Noroeste con fotografías, flores, un cuenco con agua fresca e inciensos  de la persona que partió. Pero el resto de los espacios debe seguir vivo y activando otras áreas de nuestras vidas. No recordándonos en cada esquina que esa persona ya no está en nuestras vidas.


  •  Para activar el éxito de la familia: “(…)Al oeste se pueden colocar fotografías de niños, de ti cuando eras niño, fotografías en blanco y negro e imágenes de puestas de sol (…) ”



Trabajo y Abundancia:

¿Nuestros cuadros inspiran prosperidad, abundancia, felicidad? O por el contrario gritan soledad, tristeza, escasez, oscuridad.

  • Espero no ofender a nadie con lo que diré a continuación (si me lee algún pariente del artista o algo así) pero en mi casa estaba este cuadro de gran formato en plena sala. Y un día le digo a mi madre lo que Audrey comentó sobre nuestra relación con el trabajo: El trabajo debe ser luz, satisfacción y felicidad. Y esas negras de espaldas dobladas a mí me daban la sensación de que el trabajo era esclavitud, calor, pobreza y sufrimiento. En nuestro caso el trabajo está relacionado directamente con la familia porque tenemos una empresa familiar así que decidimos colocar este hermoso mar turquesa con peces en movimiento que nos daba un mensaje más satisfactorio y pleno (Obra de Xiomara Ovalles). Además en el Feng Shui el mar es abundancia y dinero.

Para orientarnos o encontrarnos Audrey recomienda colocar mapas o fotografías de carreteras.

Amor y placer:

“El placer atrae placer” Coloca cuadros y fotografías que te conecten con esa sensación.

Durante casi 2 años estuve saliendo con mi novio pero era una relación sin nombre, éramos y no éramos, vivíamos el momento y ya. Había sentimientos, amor y cariño involucrados pero no terminábamos de enseriarnos: Yo no sabía exactamente lo que quería. Lo quería a él pero no quería renunciar a mis viajes, estudiar en el extranjero y hacer un voluntariado en unas favelas de Río de Janeiro (en ese tiempo escribí mis razones que me hacían feliz de estar soltera y llegando a los 30). Y eso se reflejaba en mis cosas, en mi habitación había solo fotografías con mi familia, mis amigas y mías sola, en el Roraima, en el Pico Bolívar y lanzándome en paracaídas. No tenía fotos de él o de nosotros ni siquiera publicadas en mis redes sociales.  Y fue una etapa maravillosa y feliz de autodescubrimiento (creo que él estaba en esa misma etapa) pero más adelante ya las cosas cambiaron, ya quisimos estar más estables y empecé a pensar en la idea de tener un hogar y una familia con él. Ahora tengo elefantes, un cuadro que él me regaló, fotos de nosotros juntos y felices por ahí. Le di paso al amor de pareja estable, sano y feliz en mi vida.

Para atraer y mantener a tu pareja hay que pensar todo en pares: 2 mesitas de noche, una cama doble, elefantes, nada de cuadros con mujeres solas y sufridas, siempre en pares o rodeadas de amor y abundancia.

Gracias Audrey.

¿Tienes alguna experiencia que quieras compartir?

Instagram y Twitter: @UsuarioBlogger

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 photo tw_1.jpg  photo fb_1.jpg  photo ins_1.jpg  photo yt.jpg