domingo, 5 de julio de 2015

¿Quién eres realmente?

En este momento, yo debería estar casada, sí, debí haberme casado en la iglesia del colegio María Auxiliadora de Altamira y debí haber tenido una fiesta con hora loca, zanqueros y un video de al Agua Producciones. ¿Por qué? Porque soy mujer, porque tengo casi 30 años, porque ya me gradué del postgrado, porque soy de una familia muy cristiana y conservadora, mi novio es del Colegio San Ignacio, su hermano es cura, tiene 31 años, también tiene un postgrado y tiene un buen trabajo en otro país fuera de Venezuela… La historia de muchas de mis amigas, la historia de muchas mujeres caraqueñas contemporáneas a mí en fin.. la historia de mi timeline de Facebook.


Pero la verdad es que no estoy casada y aún no quiero. No me malinterpreten, quiero hacerlo eventualmente porque creo en la familia como institución, porque quiero tener hijos y quiero que crezcan en un hogar con esa estructura y con buenos valores cristianos y humanos. Pero quiero querer, quiero que mi novio quiera, quiero sentirme lista  quiero que sea a nuestro tiempo y a nuestro modo.

Darme cuenta de esto no fue fácil. Para nada, de hecho fue toda una crisis.
 photo tw_1.jpg  photo fb_1.jpg  photo ins_1.jpg  photo yt.jpg